Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘estaciones’

Desde hace unos años salgo a esquiar fuera de España como vacaciones y sin reponsabilidades de trabajo ni de familia. Es una fórmula conciliada en casa que me permite coger aíre y volver a la estresada jungla del dia a día con mucha fuerza. Esta temporada decidimos ir a Austria pero por nuestra cuenta, avión a Munich, coches alquilados y un par de hoteles estatégicamente colocados que nos permitieron movernos en el área de Salzburgo y del Tirol. El invierno que se está acabando se ha caracterizado por el cambio climático que ha calentado la tierra y trastocado el reloj de las estaciones.

Paco, Benjamín, Isidro, Manuel, Polo, Joaquín y Pelaganso llegaron a Taxembach al caer la noche después de un día de viaje en el que tuvimos que sortear las habitaciónes triple y doble. Al dia siguiente nos dirigimos a Kitzsteinhorn que es un glaciar a 3.000 mts de altura con buena nieve y dimensiones suficientes para el primer dia de esquí; al mediodía ya nos dimos cuenta que el calor afectaba a la zonas bajas de la estación. El segundo día nos dividimos y el ski team 1 fue a Zell am See que es una estación maravillosa entre pinos y con un lago helado al final de las pistas, con buenos descensos y cambios de ritmo que se estroperaron a las dos horas por el calor del día y los 730 mts de las cotas bajas; entonces volvimos al glaciar para rematar la jornada. Por fin nos aventuramos a Kitzbühel, estación incluida en el Best of the Alps, que estaba a algo más de una hora de coche y es un pueblo muy bonito con uno de los dominios más míticos de Austria. Otra vez la nieve en no muy buenas condiciones pero que machacamos en una cara norte, fuimos de excursión en una impresionante navette con muchos metros de catenaria y finalmente bajamos la mítica pista Streif o Hahnenkamm. Al día siguiente volvimos a dividirnos y el ski team 2 regresó al glaciar y nosotros a Kitbühel ya con Isidro incorporado como componente de pleno derecho; niebla, algo de nieve con viento y no mucho esquí que compensamos con una comida en una cabaña en medio de las pistas, maravillosa en la que descubrimos un postre típico que ya repetiríamos todos los días, el Kaiserschmarrn. Ese mismo día cambiamos de hotel y fuimos a las afueras de Innsbruck en el Tirol con habitaciones individuales casi todos y la intimidad, tan importante, recuperada. Sin apenas descanso y después de un completo desayuno nos dirigimos a St. Anton am Arlberg, otra mítica estación tambien en el top 12 de los Alpes con caras bien orientadas y unos fuera de pista que con nieve nueva tiene que ser brutales. Nada más llegar nos metimos en un itinerario que nos estrujó las fuerzas que llevábamos y salimos como pudimos. En las cotas altas la nieve estaba buena, al final del día la tormenta apareció. Decidimos equiar en Sölden que también tiene altura y Joaquín habia ido con las primeras nieves de esta temporada; lo pasamos bien y me di una buen morrón cuando sin ver bajaba por un pasillo y sentí la montonera en la que clavé el esquí derecho y salí disparado con mortal hacía adelante. Quedaba un día, Mihai llegó esa noche de Munich para esquiar con nosotros y apostamos otra vez por la altura en un glaciar cercano, Stubai Glacier, en el que nos cogió una importante tormenta que acabó por cerrar las estación al mediodía. Rematamos haciendo compras el sábado por la tarde en la ciudad de Innsbruck con casi todas las tiendas cerradas y un buen paseo para desentumecer las piernas. Por fin coche a Munich y regreso en avión a casa de unas maravillosas vacaciones “tipo road movie” que repetiremos en otra ocasión.

Anuncios

Read Full Post »